24/1/08

BARQUITA SUREÑA



Al sol, tendidas las redes.
Alfombra de hilo
reposando en la arena.
Y una barca,
que la mano amiga del pescador espera.
El mar, hoy en calma,
con ella coquetea.
Ven conmigo, le susurra.
Mis aguas te aguardan
bullendo promesas.
Un tesoro de peces te daré.
Y si quieres, para tu exorno,
un abalorio de perlas.
Y te meceré en mis brazos
de espumas y nieblas.
Quiero ser tu amante
barquita de pesca.
Desde tu proa a tu popa te amaré;
de mi pasión serás la dueña.
Deja que te acoja en mis aguas
barquita sureña.
Que hoy para ti luzco sereno,
olvidada quedó mi fiereza.
No esperes al pescador.
¡Ven conmigo!
Que me muero de impaciencia.
Yo colmaré tus redes
de peces y sirenas.
Y cuando en la madrugada
aparezca la luna,
a acicalar en mi espejo
su tez de luz morena,
yo te devolveré,
alborozada y plena;
a la segura quietud
de tu puerto en tierra.

1 comentario:

Angela Teresa Grigera dijo...

La imagén y las letras en plena armonía. Amo el mar. Me ha gustado mucho el poema.

Anngiels

www.enmemoriadetuamor.blogspot.com/