10/4/08

FORMULARIO PENDIENTE


Si suplicar es morir, si extrañarte
tras la tortura y el paso de los años, es morir.
Si a cada paso que avanzo tu recuerdo me asalta
y retrocedo, anhelando tu aliento en mi oído
y tu voz susurrando juramentos, morir quiero.
Ser infinita, certera, magnífica,
llegar donde tu sombra se perdió en el tiempo.
Atravesar la atmósfera siendo etérea burbuja
y dejarme arrastrar hasta la orilla de tu cuerpo.
Ser pequeña, diestra, tangible,
acertando a esquivar la bruma de la soledad
que pesa como el más cruel de los destinos.
Si me siento gota de agua a punto de irrumpir
en un ocaso opaco y gris, que no tiene otra salida
que el este de tus ojos, si al amanecer no encuentro
la luz más pura porque se la quedaron ellos, morir quiero.
Morir, y ser definitiva, austera, diplomática,
desandar tus huellas con pies de hada,
y sentir en mis plantas que estoy en tu pradera.
Que pertenezco, soy, me considero,
involuntaria marioneta del destino
que juega como un niño y es cruel.
Feroz de nacimiento.
Quiero, suplico, te extraño.
Y a cada uno de mis pasos el eco me devuelve
tu recuerdo, reverberando en una soledad que
no me pertenece. Que me fue impuesta, sin preguntar
si yo estaba de acuerdo.
Si todo esto es morir,
si mis ojos no quieren abrirse a más madrugadas en blanco,
si manos recorren las sendas de la tuyas por mi cuerpo,
si no me reconozco en el espejo,
si me duelen los labios de nombrarte
y los pechos de reclamar tu tacto,
para qué seguir rezando.
Libérame de la tortura de tu silencio,
de la cuenta de los días, del rosario infinito de súplicas a Dios.
Si todo esto es morir, a qué estoy esperando.

9 comentarios:

mos dijo...

Toda una declaración de amor. Todo un torrente de pasión y deseo no correspondido y anhelado. Sabes Luisa que me gusta tu poesía. Es elaborada y de arte mayor. Y no lo digo por la teoría literaria sino por tu valía. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Que intensidad de sentimientos. Pasión y un auténtico amor es lo que transmite este poema desgarrado y desesperado... Perfecta la forma y la transmisión de sentimientos, que es, en definitiva POESÍA...

Anónimo dijo...

Fuerza en la palabra, desgarradora y apasionada. Huracán de sentimientos, en un intento de razonamiento, para perderse en eternas dudas. Estilo perfecto de una gran poeta. Luisa tus poesías me emocionan u conmueven

Camille Stein dijo...

Preciosa y lenta súplica.

Un saludo.

fgiucich dijo...

Un poema de extraordinaria envergadura. Abrazos.

Tesa dijo...

Eso es maestría, poeta.

Me he quedado con la respiración entrecortada por esa suplica intensa, por ese desafio a la muerte y a su ausencia.

Un abrazo,

loser8 dijo...

Un poema desgarrador; una armonía entre mustia y delirantemente dolorosa...
La no correspondencia liquida a quienes se entregan por completo y cegan sus ojos al amor absoluto...
¿Que más nos queda? Estamos condenados a sufrir...

Ana R dijo...

Amar en sentír definitorio y esas emociones entre claroscuros...Todo un poema.

Un saludo

LUNA LUNAR dijo...

Hola , estoy intruseando tu blog y me pareció muy interesante. Yo también intento hacer un humilde rincón poético por si quieres pasar a visitarme.
Hasta pronto!!!!!!!