10/4/08

REMIENDOS


Somos supervivientes de plazos vencidos.
Fragmentos de cristales que han sobrevivido
a muchos huracanes.
Trocitos de vidrio adherido a ventanas,
cuellos de botella y rotos tragaluces.
Llevamos rajas en el alma,
grietas dobladas de mil cicatrices.
Somos acumuladores de cajas vacías,
de tarros transparentes que contienen aire.
de muñecas rusas, quebrados relojes,
cerraduras sin llave y torcidas chinchetas.
Somos compradores de absurdas ofertas,
de insólitos sueños y deseos vulgares.
de salud, de fama, de días felices,
de amistad, de reinos y falsas verbenas.
Somos supervivientes de plazos vencidos.
Segmentos de un plano, cilindros de un fleje,
partes de una línea. Puntos suspensivos.
Fracciones de vida, paralelas de un eje.
Pasacalles de un barrio que tartamudea
y vende remiendos a un precio imposible.

2 comentarios:

mos dijo...

Así nos hemos sentido todos los poetas y demás artistas en algunas ocasiones. También las gentes "raras" que deambulan en un "barrio" que no es el suyo.
Lo que haré será empaparme de tus poemas y disfrutarlos. Tienen mucho que analizar.
Hasta pronto rubia de pelo liso.

Luis Oroz Rodriguez dijo...

Un listado lleno de profundidad, Luisa.
Al final somos todo aquello que olvidamos ser y que irremediablemente queda en nuestra infinita inconsciencia.

Un gusto pasar por tu palabra.
Te invito a que participes en el foro Alaire, allí no vemos si te animas.

Un abrazo.

Luis Oroz.