29/2/08

QUERÍA DECIRTE



Después de tanto tiempo
compartiendo este camino,
quería decirte
que aquí estoy, que aquí me tienes.
Con mis carnes, con mis años,
con mi carácter y mis rarezas.
Es el lastre acumulado
en este viaje compartido.
Puede, eso dicen,
que sea lo normal:
rasgos propios de la madurez
que se marcan y curtimos.
Que nos curten.
Y, ya lo ves, así soy ahora;
así me tienes.
Con mi inseparable tabaco,
mi tozudez y esa desgana
que, a veces, me acompaña.
Aunque no te creas,
también tengo mis pequeños
buenos momentos.
Este debe ser uno de ellos.
Porque algo da saltos en mí,
galopa como caballo ganador
al recordarte.
Porque por dentro me inunda
un fuerte sentimiento
abriéndose paso,
que me hace ser apasionado
con lo que anhelo,
con lo que tengo,
con lo que siento.
Y que emana más fuerte contigo.
Quería decirte
demasiadas cosas;
inundarte de palabras bellas,
pronunciadas y leídas
en exceso:
amor, corazón, vida, abrazo,
amiga, beso, sonrisa, amada,
y otras muchas tan socorridas.
Pero te las he dicho
en tantas ocasiones,
que las escribo y me parecen
muy gastadas esta vez.
Quería decirte,
¿qué quería decirte?
Nada que no sepas;
que dame tu mano,
que tienes mi alma,
que brinco por dentro,
que me completas,
que qué bueno encontrarte.
Que te miro
y te veo igual que antes,
que me gustas, que…
Querer. Decir.
¡Qué diablos!,
es muy fácil.
Quería decirte
que te quiero.

2 comentarios:

nosotros-somos dijo...

hay mucha pasión en esta poesía. Es directa y va al grano. excelente!

luisa dijo...

Que bien encontrar a alguien que no tenga miedo. Que se muestre tal y como es a su amada, como si se estuviese mirando a un espejo. Me llena mucho esta poesía. Es dinámica y verdadera. Como tú. Buena elección. Otro beso.