31/3/08

LA CALLE ES UN CARRUSEL


en un lago de leche duerme mi corazón
blanco mi corazón
palpita palpita palpita
mis venas son caminos
por donde transita sangre de cal viva
la magnanimidad de una montaña
es mi frontera
infinita distancia entre el mundo y yo
la calle es un carrusel
giran las horas y los niños
giran las nubes y mis sueños
giran las circunstancias
entre dos labios una curva de cristal
mece una génesis de angustia

9 comentarios:

Enredada dijo...

que belleza de poesía...
infinita.
un abrazo

Camille Stein dijo...

Excelente y hermoso.
Un saludo.

fgiucich dijo...

Es cierto, muchas veces siento que la calle es un carrusel de angustias. Abrazos.

anamorgana dijo...

Hermoso poema.BESO
anamorgana

Tesa dijo...

Maribel, que eso va ser que estás estresada por el lío en el que andas.

Que tú vida es un carrusel, no sólo la calle.

Ahora en serio: Delicioso e impresionante, poeta.

Un abrazo,

Raúl Ferreiro dijo...

Gracias por tu generoso comentario, enredada
Un abrazo

Raúl Ferreiro dijo...

camille stein:
Gracias. Recibe también un saludo

Raúl Ferreiro dijo...

fgiucich: sí, de angustias y de todo lo demás; la calle es el río de nuestro tiempo.
Un afectuoso saludo

Raúl Ferreiro dijo...

anamorgana:

También un beso para ti. Y gracias