5/3/08

SENSITIVA


Cuando te conocí
me llamó la atención
un campo de girasoles muertos.

Tus silencios provocaban
un escalofrío perpetuo
instalado en mis huesos.
Aliviado en los momentos
en que volvías conmigo
y te metías de lleno en el papel
de fabricante de sueños.

Tú.
Un ahorrador de palabras.
Contemplador de cuerpos
y objetos.

Yo.
La "mimosa sensitiva"
que repliega sus hojas
al mínimo contacto ajeno.

Una hacedora de instantes
ante
un coleccionista de recuerdos.

2 comentarios:

Trini dijo...

Carlota, te felicito, he disfrutado con la lectura de cada uno de tus bellos poemas.

Un saludo

carlota dijo...

Muchas gracias, Trini. Luego me paso por tu página para conocerte.
Un abrazo